La semana pasada publicamos en redes sociales una premisa muy simple, y debido a la enorme repercusión que tuvo, le dedicamos ahora este artículo para multiplicar el alcance del mensaje y dejar a disposición el flyer para que puedan descargar y viralizar.

En las rotondas, la prioridad de paso es muy simple y está inspirada en la norma más elemental de cortesía: antes de entrar hay que dejar salir.
Cuando llegás a una rotonda, antes de entrar tenés que ceder el paso a los vehículos que ya circulan dentro de ella y una vez dentro vos siempre tenés prioridad para salir.

En el punto «e» del artículo 43 de la Ley de Tránsito 24.449 lo dice igual de claro; «e) Si se trata de una rotonda, la circulación a su alrededor será ininterrumpida sin detenciones y dejando la zona central no transitable de la misma, a la izquierda. Tiene prioridad de paso el que circula por ella sobre el que intenta ingresar debiendo cederla al que egresa, salvo señalización en contrario

En su enorme mayoría, las rotondas mantienen esta regla básica, simple y de fácil interpretación excepto que esté señalizado lo opuesto.

Tres personas con diferentes experiencias convergen en su preocupación sobre las problemáticas en torno al tránsito, analizando los distintos estados de situación y reflexionando acerca de posibles iniciativas a implementar para comenzar, de una vez por todas, a reducir las dramáticas tasas de accidentología vial.

© 2019 S.E.V. Seguridad y Educación Vial x