Nació el 20 de junio de 1990, con una meta: luchar para que no mueran más personas en el tránsito.

Ante la inacción gubernamental sobre el problema, unidos por amor a la vida y desinteresadamente, quitándole horas a nuestro ocio y a nuestros trabajos, nos decidimos a empezar a actuar desde la comunidad, convencidos de que si podíamos contribuir a salvar una sola vida valían todos los esfuerzos.

Muchas acciones diversas se plasmaron durante este largo camino recorrido. Desde la concientización masiva, las conocidas publicidades de Luchemos, programas, materiales y actividades de educación vial para todos los niveles, capacitaciones, estudios e investigaciones, propuestas de legislación, un completo sitio web, etc.

Luchemos por la Vida desarrolló una tarea intensa, que fue cambiando y complejizándose, que nunca se detuvo hasta hoy. Y que valió todos los esfuerzos realizados, por haber logrado instalar el problema en la agenda de los medios y de la política nacional, por haber contagiado a otras personas a actuar, en lugar de esperar pasivamente a que todo cambie, y finalmente, porque muchas vidas se salvaron en el tránsito con los cambios logrados en estos 29 años.

Por eso seguimos luchando por la Vida. Porque todavía más de 7000 personas mueren cada año y miles quedan discapacitadas. Con escasos recursos, y todas nuestras energías, cada día más expertos, y a pesar de todos los obstáculos, continuamos trabajando, visibilizando esta dura realidad, aunque incomode a muchos “responsables”. Porque solamente reconociendo los problemas, se pueden implementar las soluciones.

Agradecemos la invalorable y desinteresada ayuda de los medios, periodistas, sponsors y todos los voluntarios y colaboradores que creen en nosotros y se suman continuamente a este esfuerzo. A todos ustedes les decimos nuevamente:

GRACIAS POR LUCHAR POR LA VIDA JUNTO A NOSOTROS.

Dr. Alberto Silveira, Presidente Asoc. Civil Luchemos por la Vida
Imagen por Oleksy @Ohurtsov de Pixabay

Las palabras de Alberto reflejan un espíritu inquebrantable que se viene sosteniendo desde hace casi 3 décadas en una organización, sin fines de lucro, que logró instalar la Seguridad Vial como tema de debate.

Con cada párrafo uno logra sentirse identificado ya que son motivos similares los que nos llevan a sumarnos a una causa que demanda que todos nos involucremos.

La conducta humana sigue siendo el factor que determina si se producirá un accidente y es ahí que Luchemos por la Vida nos invita a poner el foco, sin por supuesto dejar de alzar la voz porque el Estado cumpla su rol y demandarle que así lo haga.

La seriedad con la que Luchemos fue cobrando mayor dimensión en el transcurso de estos años la volvieron una institución de gran prestigio, referentes indiscutidos en la materia.

Una fuente inagotable de herramientas

Estadísticas, investigaciones, proyectos de ley y campañas de prevención son algunos de una enorme cantidad de recursos que Luchemos por la Vida genera constantemente, volviéndose una fuente inagotable de herramientas de acceso público, contribuyendo a que líderes y otras organizaciones, privadas y públicas, repliquen sus contenidos con el fin de sembrar conciencia ciudadana.

Programa Conduciendo por la Vida

Mención especial merece el programa Ford Driving Skills For Life, cuyo alcance es internacional ya que se está desarrollando en países de Europa; en Asia, con programas en China, India, Indonesia, Taiwán, Tailandia, Vietnam, Filipinas y en Sudáfrica.

En Latinoamérica, se lleva a cabo en México y en Argentina, desarrollado por la Asociación Luchemos por la Vida, se presenta como Conduciendo Por La Vida.

Habiéndose lanzado en el año 2016, ha entregado más de 1.400 certificados online y más de 70.000 usuarios han realizado módulos independientes.

Premios Luchemos por la Vida

Fueron entregados por primera vez en el año 1996 y desde entonces se entregan a quienes se destacan, desde sus diferentes ámbitos y ocupaciones, por promover la prevención de accidentes de tránsito y crear una conciencia pública sobre el tema.

El evento se repite cada año para el reconocimiento y estímulo de quienes día a día se suman a la tarea preventiva.

A la ceremonia asisten cada vez más personas comprometidas con la Seguridad Vial: público invitado, representantes de instituciones y empresas, autoridades y medios de comunicación de todo el país.