Hoy es el Día internacional del orgullo LGBTIQ+. A 50 años de que un grupo de miembros de la comunidad homosexual de Nueva York decidiera marchar por las calles en reclamo por sus derechos, como reacción a una feroz represión policial que recibieran en el bar Stonewall.

De un tiempo a esta parte, cada vez son más las voces que se alzan en apoyo de la comunidad LGBTIQ+, logrando derribar barreras discriminatorias y torciendo el hermetismo social hacia una apertura de conciencia y aceptación colectiva en la cual la intimidad, la identidad y la libertad de cada individuo sea lo que debe ser; aceptada y respetada.

La seguridad vial como herramienta de inclusión y tolerancia

En esta dirección, distintas iniciativas relacionadas directamente con el tránsito y la seguridad vial, van ganando terreno en ciertos centros urbanos a los cuales hoy destacamos.

En 2017, se colocaron los denominados semáforos peatonales gay friendly en distintos distritos de Madrid, España.
En el mismo año, la estación Santa Fe de la línea H (Buenos Aires, Argentina) fue intervenida en alusión a la comunidad LGBTIQ+ y pasó a llamarse Santa Fe – Carlos Jáuregui en homenaje a quien fue el primer Presidente de la comunidad homosexual en Argentina.

Rainbow crosswalk (cruces peatonales arcoíris)

Mención aparte merecen las intervenciones más habituales, que de hecho son las que menor inversión demandan y posiblemente mayor impacto provocan; cruces peatonales con los colores de la comunidad LGBTIQ+.

París, Francia. Fuente: @Anne_Hidalgo (Twitter).
Buenos Aires, Argentina. Fuente: infobae.
Monterrey, México. Fuente: euronews.